viernes, 21 de octubre de 2011

Meryl Despierta

"Abrió los ojos con cansancio y vio la preocupada cara de Caleb, tan hermosa como un ángel, mirándola fijamente, con aquellos brillantes ojos rojizos. Sintió que por fin estaba en casa, en el único hogar que tenía y con la persona que quería estar."
Ilustración para el libro "Melodias de la Sangre"
de Maialen Alonso.

1 comentario:

  1. Cada vez que la miro me enamoro de mi propio personaje... :D

    ResponderEliminar